¿Carita mata estructura?

Existe la creencia que un candidato puede ganar unas elecciones simplemente siendo guapo. O cuando menos, eso parece que creen algunos despistados,  que alucinan que, simplemente por ser bien parecido, Enrique Peña Nieto va a convertirse en el próximo Presidente de la República. Y andan promoviéndolo como si fuera Estrella de Cine en plena campaña de promoción, llenando los programas de TV y las revistas rosas de corazón.

No sé como Peña Nieto permite que lo reduzcan a un simple galán de Televisa. Sus comunicadores deberían promover más sus obras y acciones de Gobierno, que a los eventos a donde asiste con su novia. Peña Nieto está bien posicionado en estos momentos porque, gobierna el Estado más importante del País después del DF, porque ha gastado una buena  lana promocionando sus acciones, porque el PRI está a la alza, y un poco, pero un poco, por su fotogenia. Vaya, ser guapo no estorba, pero no lo es todo.

Lo malo es que aquí en Nuevo León existen personas que piensan lo mismo, y suponen que siendo joven y apuesto tienes mayores posibilidades electorales.Si fuera así, Natividad no le hubiera ganado a Mauricio Fernández, Diaz Ordaz jamás hubiera sido Presidente, el Gober “precioso”,  continuaría de secretario particular, espantando gente en las antesalas de palacio de gobierno poblano y Palazuelos – el caballo negro – ya sería Gobernador de Quintana Roo mientras que Adalberto Madero ya tendría plaza como maestro de Historia en la UDEM, y no andaría en campaña permanente.

Ojala que el equipo de Rodrigo Medina, uno de los aspirantes a ser candidato al Gobierno del Estado por el PRI de Nuevo León evite, con todo lo que pueda, ese tipo de posicionamiento. Esos grupos de señoras rodeando a Rodrigo, piropeándolo, sonrojándolo con sus comentarios, se ven más falso que el tinte de cabello que usaba Vicente Fernández. Si por guapura se ganará la elección interna del PRI, Marcela Guerra arrasaría. Claro, a lo mejor algunos piensan que así, se distingue más fácil de Abel Guerra, vaya usted a saber.

El caso es que carita no mata estructura partidista, no mata propuestas de campañas, no le gana a colas cortas, a las manos limpias,  ni a carreras sólidas, aunque cortas. ¿ No cree usted?

  6 comentarios para “¿Carita mata estructura?

  1. 17 diciembre, 2008 en 4:14 PM

    Rómulo, coincido en que en ya se requiere un cambio generacional en Nuevo León. Son los mismos desde hace años.

    Me gusta

  2. 17 diciembre, 2008 en 4:13 PM

    wp… ¿Cómo saber que mensaje me enviaste? En cuanto al comentario, “los sellos” duran poco en política. Más tardará el candidato ganador en entrar a su despacho en Palacio a que se olvide de sus patrocinadores.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: