Etiqueta: Beatriz Paredes

Alianzas, para qué?

En México, las acuerdos entre Partidos  están autorizados, y son utilizados al gusto de los contrayentes. En Países con experiencia parlamentaria y democrática, las alianzas sirven para conseguir mayorías y sacar adelante temas que les interesan a los partidos que se unen, previo cumplimiento de los acuerdos que se formalizaron al inicio de la aventura en común.

En México, las alianzas han sido hasta ahora,  una series de pactos en lo oscurito, donde lo acordado antes de las elecciones, son mandados al cesto de la basura por el ganador. Basta recordar la marranada que Fox le hizo al PVEM, cuando los convenció de aliarse con el PAN para sacar al PRI de Los Pinos, y ya conseguido ese objetivo, los mandó a la fregada con las manos vacías. El PRI aprendió, y desde entonces, se alía con el PVEM, y si puede, lo manda, no a la fregada, sino más lejos. Y el PVEM, a pesar del 7 % de los votos que logró conseguir en julio, lo acepta por razones inexplicables.

©

Anuncios

No le entienden…

Pasadas las elecciones, se ve que a nuestra clase política aún no le cae el veinte sobre el potencial de Internet como medio de comunicación política. Deben entender que la red es el mejor conducto para darle -amplificar, más bien- la voz de los ciudadanos. Pero ya llegaron, ya bajaron sus paginitas Web, y están listos a ponerse a- más bien a cobrar su – dieta.

Aquí trataremos de darle puntual seguimiento a lo que se haga en el H Congreso de la Unión y en el H Congreso del Estado de Nuevo León, pues no tengo tantos corresponsales para ampliar la cobertura, así que por aquí nos vemos.

Elecciones en Nuevo León 2009: ¿ Porqué perdió Abel? Parte número 1

1-. Itsnt the economy stupid, is Naty!!!!-.

En el caso de Abel, el factor más relevante para su derrota, fue Natividad González Paras. Abel nunca entendió – o no quiso aceptarlas- las nuevas reglas del juego dentro del PRI,  que les han funcionado y les volvió a funcionar en estas elecciones, reglas que marcan que el Gobernador es el responsable ante el CEN y ante todos, de ganar las elecciones, y por tanto, se le concede el elegir, quien a su entender, es la mejor alternativa para lograrlo.

Abel peleó y se confrontó institucional, política y personalmente con Natividad, buscando en base a encuestas, imponerle, si no su candidatura, si unas elecciones internas, donde llevaba una gran ventaja sobre el desconocido Rodrigo Medina. Pero Natividad sabía muy bien – hay que recordar a Madrazo – que un candidato fuerte al interior del PRI, no es, necesariamente el mejor frente a los electores. Natividad calculaba que, Rodrigo era un producto electoral mucha más vendible que Abel.

La confrontación con Natividad, impidió el buen funcionamiento de la campaña de Abel. Sin recursos financieros, sin acceso a los medios de comunicación, bloqueado al interior del PRI, sin posibilidades de influir en el diseño y puesta en marcha del operativo terrestre del día 5, Abel se quedó solo, y además, con un equipo desmoralizado por la falta de recursos financieros, y porque sabían que, pelearse contra Natividad, era ponerse a madrazos con el próximo Gobernador, es decir, contra Rodrigo Medina. Un priista de verdad, sabe que el candidato a Gobernador es el verdadero Jefe de la campaña y que el objetivo principal es ganar la gubernatura.

Natividad operó como el genio político que es. En una operación quirúrgica sumamente delicada y arriesgada, logró que Medina ganara, que Guadalupe, Escobedo, Apodaca, García y vaya, hasta Santa Catarina, le aportaran los votos suficientes a Medina para compensar los que se perdieron en Monterrey, convirtió al PRI en la primera fuerza en el Congreso, y colaboró con el el CEN del PRI al ganar la mayoría de las diputaciones federales en juego. ¿ Qué más quieren ? Además de que ganó Medina, perdió Abel. Natividad ganó de todas, todas.

Lo importante de hoy: Salir a votar…

Yo ya voté. Bajo un sol de la fregada y eso que eran apenas las 9:15 horas, pero el calor apretaba de a madres y el sol castigaba duro. Había fila porque los responsables de la casilla llegaron a las meras 8 de la mañana y se tardaron un poco más de una hora en instalarse. La gente llegó a las 8 según me comentaban, el caso es que para cuando yo llegué había dos filas (básica y contigua) de unas 45 personas cada una.

Me tardé más o menos 30 minutos para llegar a la casilla – pobres los funcionarios, era un horno pues estaba bajo unas simples lonas – y primero voté por las elecciones locales – Gobernador, Alcalde de San Pedro y diputado local por el 18 – y después por el Diputado Federal por el 1er. distrito. Menos de 4 minutos me llevó tachar mis selecciones y salí con mis dos pulgares entintados, orgulloso de una vez más, haber cumplido con esta obligación ciudadana, que a diferencia de otras, me encanta.

Ojala y no se vayan a deshidratar los funcionarios de la casilla. No creo que resistan en esas condiciones el Sol a partir de las 14 horas. Van a tener que cambiar la casilla o no sé como lo vayan a resolver, pero 40 grados centígrados abajo de una lona que no está a más de 1.90 mts del suelo, es un infierno.

Bueno, los dejo porque debo de seguir promoviendo el voto. Yo voté por Rodrigo Medina para Gobernador y lo demás fue diferenciado. Candidatos de tres partidos diferentes recibieron mi voto razonado. A ver como termina el día.

A %d blogueros les gusta esto: