Los domingos extraño de más a mis hijas. Se pasa lento, muy lento. Se me hace eterno.  Estoy frente a mi iMac navegando, enviándo mails, corrigiendo presentaciones, conociendo y dándome de alta en todas las redes sociales que se pueda – serán fundamentales en las campañas políticas – y a pesar de tanta actividad, subo la cabeza a ver el reloj, y aún no es hora de irme al Club. Vaya eternidad de día.

Hablando de redes sociales, tengo un colega que realizó una excelente campaña de marketing político por internet en Guerrero – http://www.avanzamos.com.mx- me comenta que en ese Estado la red más utilizada es hi5, a diferencia – me comenta, aunque no lo sé de cierto – de Nuevo León, donde facebook es la red más utilizada por los regios.

Independientemente de cuál tenga más o menos registros, yo pienso que los perfiles de los miembros de cada una de ellas son diferentes, por lo que se debe tener claro a la hora de utilizarlas, cuál es el perfil predominante en cada una de ellas, pues en las redes sociales, hay segmentaciones precisas y que las podemos conocer cuando queremos publicar enlaces patrocinados, vulgo PPC.

A mi me interesa conocer todas, utilizarlas y ver su comportamiento. Claro, su funcionamiento depende del tiempo que uno le dedique, pues si nos damos una vuelta por nuestro sitio una vez al mes, pudiéramos creer erróneamente que en esa red no sucede nada. Las respuestas se provocan participando, es decir con presencia. Si todos los días pasas por ahí, subes tus fotos, escribes comentarios en los muros, invitas a formar parte de tu red, etc., tu sitio servirá como una invaluable fuente de contacto, conocimiento y reconocimiento.

Pueden ser tan importantes, que por ejemplo, yo, en ocasiones me entero del ánimo y de las actividades de mis hijas – una en el DF y la otra en Austin, TX – gracias al facebook, y estar enterado aunque sea parcialmente de como están, normalmente me tranquiliza y en otras me hace feliz.

Un domingo...

Un domingo...

 

 

El caso es que la Web 2.0, con todas sus redes ha permitido integrar comunidades que quizá de otra manera nunca hubiera sido posible. Ese ha sido uno de los resultados más palpables de está revolución que ha provocado la Internet, ¿no cree usted?

  17 comentarios para “

  1. patty aguirre
    noviembre 28, 2008 en 3:19 AM

    wp1957

    tu lo has dicho cuidado exquisito…

    saludos

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: