Etiqueta: Garza García

El caso San Pedro

Le llaman la “Joya de la Corona”. El PAN ha hecho de San Pedro su Nirvana (en la filosofía shramánicanirvana es el estado de estar liberado tanto del sufrimiento (Dukkha) como del ciclo de renacimientos), su cielo, su prueba más fehaciente de que saben conservar algo que ganaron. 21 años llevan. Municipio modelo, sede de corporativos quebrados y hogar de los capos y sus familias. 21 años de gobernar, y acaban de descubrir que un líder narcotraficante no solo vivía en ahí, sino que hasta helicópteros vendía a la vista de todos.

Por San Pedro van Mauricio Fernández Garza y Juan Carlos Pérez Góngora. Mauricio ya gobernó el municipio. Gracias a él disfrutamos el paseo de los Duendes. Ha querido trascender más allá de una alcaldía, pero aunque fue Senador, no ha podido ser Gobernador de Nuevo León. A pesar de sus millones de dólares. Rebelde, busca bullas, carismático, que con su lana, se puede dar el lujo de mentarle la madre a quien se le pare en frente. Y a veces lo hace.

Pérez Góngora, empresario de éxito, deportista, tan necio como Mauricio. Sin tanta lana como su adversario, pero con mucha más ambición. Sabe que si gana San Pedro, se perfila como el próximo candidato al Gobierno del Estado. En San Pedro se disputa más que un Cabildo. San Pedro puede ser el mejor laboratorio para ver el potencial de Internet en una campaña electoral. Los límites que tienen los candidatos para invertir en sus campañas, sumado a la penetración que tiene Internet entre sus menos de 200 mil habitantes provocará que utilicen la Red a fondo.

Vamos a ver que pasa. La joya de la Corona está en juego en la Internet…

Necesitamos a Jack Bauer?….

Los mexicanos seguimos en una especie de trance. Trabajamos, estudiamos, comemos, cenamos, platicamos, pero no nos explicamos qué chingados nos pasó. Qué si la inexperiencia de los gobiernos panistas, que si la herencia de los priistas, que si el llamado a la violencia de los pejistas, o que la in trascendencia de los demás actores políticos han provocado un estado de aparente pasmo, son de manera resumida e interpretada a mi manera, los argumentos que se escuchan en cualquier reunión de 2 o más mexicanos. 

Muchos pensamos que sufrimos un atentado terrorista. Pero muchos más piensan que es solo una escalada más del narco en su guerra territorial. Y solo falta que las granadas las haya soltado un pinche borracho, inadaptado y resentido social. Como decimos los ingenieros: es posible aunque poco probable. Imagínense, un pendejo agarrando el pedo el 15 de septiembre – like all us – con tres granadas en la bolsa, y que al Mexicanos al Grito de Guerra, y el Viva a los Héroes que nos dieron Patria e independencia, se le calienta el parche y se va para su casa tirando granadas y pidiéndole perdón a su Dios. Sí, como no.

Reconozco, soy un super fanático de la serie 24 Horas. Amante de la tecnología, usuario de ella durante los últimos 30 años de mi vida, siempre he pensado que bien utilizada, los malos se chingan antes de que terminen irse con la suya. Jack Bauer lo puede todo, con su talento, experiencia, valentía, pero sobre todo con el apoyo de toda la tecnología que los productores de la serie ponen a su disposición.

He visto como una simple Palm sirve para vencer a los grupos terroristas más cabrones y sofisticados del mundo. He sido testigo televisivo de como, desde un simple Treo 650 los ubican, se organizan, planean el ataque y se los chingan. Año tras año, Bauer se convierte en un héroe, que a pesar de las madrizas que le ponen, siempre termina cumpliendo su objetivo: evitar que los terroristas hagan más daño.

Porque claro, a los mendigos les sale uno que otro atentado. Pero el bueno, el definitivo, siempre es frustrado por el héroe y toda la faramalla tecnológica que lo respalda. Esos son hombres, no fregaderas.Y lo logra, señores y señoras, en 24, si 24 horas, que se nos van como arena entre los dedos. Pro al final, Bauer termina fregándose a todos, sean fundamentalistas, talibánes, coreanos, chinos, y si hubiera zetas por allá, también les partía su madre.

En Garza García, Nuevo León, el Presidente Calderón ignauró ayer el Centro de Control, Comando y Comunicaciones, en San Pedro – le llaman C4 – supuestamente con lo último en tecnología para proteger, cuando menos, a los habitantes del denominado Municipio modelo de México. No quiero pensar que por las prisas, sus PC´s aún no estén conectadas, la red esté muy lenta, el servidor no este protegido y las contraseñas de seguridad ya se encuentren en los escritorios de muchos, y circulando por toda la red, provocando que los responsables de hacerlas funcionar, ya fueron amenazados por el narco. No más eso nos falta.

Fernando Margain, el Tapado, aspirante a gobernar Nuevo León tiene 4 meses para demostrar que su nuevo juguete funciona. Quiero pensar que antes de subir este post, sus muchachos leen atentamente lo que en él estoy escribiendo. Y que cuando salga de mi casa, camino a la oficina, todas las cámaras que colocaron por la ciudad, van a estar cuidando que nadie me asalte o me secuestre. Es lo menos que podemos esperar, porque Jack Bauer no trabaja para Fernando, pero la tecnología sí, ¿ no cree usted?

A %d blogueros les gusta esto: