Etiqueta: Estrategia Electoral

Las campañas se ganan antes de que inicie el proceso electoral.

Solo los políticos con proyecto tienen claro, y actúan en consecuencia, de que la mayoría de las elecciones, se ganan antes de que inicie el proceso electoral. Aquellos suspirantes que esperan que la diosa fortuna o a cualquier santo a quien se encomienden los señalen con el dedo y les confirmen: tú lo serás! tendrán apenas unas cuantas horas o lo mucho un par de días para intentar poner orden en el seguro caos en que se convertirá su campaña electoral.

El político profesional está en campaña permanente. Ampliando sus redes, recaudando fondos, haciendo política y grilla, armando sus estrategias de acuerdo a los escenarios que sus consultores le construyen, pero no se están quietos, a la espera de que algún dedo “ungidor” los señale. Ellos están listos meses antes de que inicie el proceso electoral. Son ganadores, no se andan con cautela.

La planificación de una campaña no se elabora en unos cuantos días. Se requiere armar en primer término la estrategia, y para ello se tienen que analizar los resultados de las últimas elecciones, levantar encuestas y estudios de mercado, identificar los atributos positivos y negativos del candidato y sus adversarios, entender cuales son los problemas y motivaciones de los electores, crear la estrategia general de la campaña, con su mensaje central, los mensajes para cada segmento del electorado, el posicionamiento del candidato, su narrativa, el número de votos necesarios para ganar, tener claro de dónde y cómo se van a obtener y decenas de cosas más.

Suspirantes bisoños: si esperan al último día para decidirse a lanzarse a la campaña, van en ruta directa a la derrota.

Anuncios

Los siete pecados de la comunicación política

En el libro “Los caminos de la política en el siglo XXI” del maestro en comunicación política mexicano Enrique León Martínez, nos comenta que los siete pecados en la comunicación política son:

1-. Aislacionismo absoluto provocado por el estrechamiento de los canales de apertura para la recepción de los mensajes y el flujo de información interna.

2-. Incapacidad para escuchar la crítica y la falta de un ejercicio permanente de autocrítica.

3-. Canales de comunicación atrofiados.

4-. Soberbia y falta de humildad política.

5-. Incomprensión y falta de conocimiento para entender y responder a la compleja tecnología de las redes sociales.

6-. Falta de respuesta oportuna, eficaz permanente e inteligente a los mensajes de la sociedad.

7-. Incapacidad para establecer una ruta prospectiva para comunicar las decisiones ejecutivas y de gobierno de los actores políticos.

Analizando así los siete pecados de la comunicación política y las acciones que en esta materia ha realizado el gobierno que encabeza el Presidente Peña Nieto, algunos podrán considéralo como un gobierno pecador,pero mejor le pregunto: ¿qué piensa usted?

El PRI rumbo al 2018

Los resultados electorales en el Estado de México y Coahuila, sumado al desempeño -pletórico de entusiasmo y alegría- que mostraron sus delegados durante el desarrollo de su XXII Asamblea Nacional Ordinaria, generó una bocanada de aire puro para el Partido Revolucionario Institucional.

Y es que después de los resultados electorales que obtuvo en el 2016, y que provocaron la renuncia de su dirigente Manlio Fabio Beltrones, aún y cuando no cumplía ni un año en el cargo, hacia pensar a muchos que que las posibilidades del PRI para conservar la Presidencia de la República tendían a cero.

El golpe no estuvo para menos: el PRI, a pesar de que gobierna en 15 estados que representan el 45 % de la población del país, ese 5 del junio del 2016 perdió 7 de las 12 gubernaturas que estaban en juego, y Manlio Fabio no se lo perdonó y algunos no se lo perdonaron, por lo que prefirió presentar su renuncia.

Pero hete aquí que “haiga” sido, como haya sido, en este 2017 el Revolucionario Institucional conservó Coahuila y el mítico Estado de México, y la efervescencia que exhibieron los más de 10 mil delegados que asistieron a su vigésima segunda Asamblea General Ordinaria, mostró a un PRI unido, disciplinado, alegre y retador, lo que motivó al Presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza a afirmar que ” el partido está listo para  ganar la Presidencia y las nueve gubernaturas priistas, así como la mayoría en las Cámaras de Diputados y Senadores, el próximo año.”

El partido tricolor planeó la ruta para la estrategia electoral a seguir en el proceso electoral del 2018, su plan de acción así como el método para elegir a sus candidatos, principalmente el cargo presidencial, donde sorprendió al abrir la candidatura a simpatizantes de ese partido, lo que ubicó en automático al Secretario de Hacienda José Antonio Meade  en en la lista de los tapados, a que tan afectos son los priístas, pues adivinar quién será su candidato a la presidencia, es un ejercicio que gusta a los tricolores y a casi todos los mexicanos.

Otros acuerdos aprobados durante la XXII Asamblea son interesantes, entre las que destacan:

  • 1 de cada 3 candidatos y candidatas los postularan entre la juventud priísta.
  • Senadores y Diputados plurinominales no podrán reelegirse en elección consecutiva.
  • Sin simulaciones, el 50 % de las candidaturas serán para mujeres.
  • Todos sus candidatos estarán obligados a presentar su declaración tres de tres.

En fin, como diría el clásico: el pasado 29 de agosto, los mexicanos se despertaron, y el dinosaurio seguía ahí.

 

 

 

 

 

Tipos de Campaña Electorales

Vuelvo a citar al Dr. Daniel Eskibel, que en su libro “Campaña Electoral: cómo viajar del Caos a la Estrategia”, nos enfatiza que no hay un solo modo de hacer campañas electorales. En su experiencia, existen básicamente cuatro:

1-. Modelo Dinosaurio

Es la campaña electoral al viejo estilo. El eje es el candidato, sus ideas y sus proyectos. Solo se trata de recorrer el país, hablar en todas partes y aparecer con frecuencia en los medios de comunicación.

Enamorado de su discurso, el candidato cree que basta con soltarlo por doquier para que los electores corran a votarlo.

Y para la publicidad siempre hay un compañero o amigo político que algo sabe de eso. Además es simple: solo se trata de mostrarlo y de hacerlo ir. Apenas los más audaces agregan algún toque de ingenio o juego de palabras que suene bien.

2-. Modelo Tecno

Tecno de tecnocrático. Es la campaña electoral aggiomada, que busca deliberadamente ponerse al día. El eje de la emisión del mensaje, su calidad técnica, incluso su perfección.

Publicidad hecha por especialistas destacados, excepcional trabajo de cámaras, locutores de primer nivel, esteticismo puro. Y un candidato impecable, con el traje justo, la corbata justa y la sonrisa también justa.

Aquí reinan las formas, la exterioridad, el buen gusto, inclusive lo light. Algunos anuncios coquetean con el arte, y hasta pueden abrir puertas en festivales publicitarios.

3-. Modelo Gurú

Aquí la estrella es el consultor político. Actúa a modo de gurú y aplica sus recetas en todas las campañas. Sus mismas recetas en todas las campañas. No importa dónde, cuándo, cómo ni por qué. Siempre la misma receta repetida hasta el infinito.

4-. Modelo Elector

Es la campaña electoral centrada en la persona que elige, el votante, el elector. El eje para planificarla no es ni el candidato ni tampoco deleitar con el mensaje ni desplegar el virtuosismo del gurú.

El eje está en el receptor del mensaje, en el ciudadano que va a votar, en el complicado territorio de su psicología. Ese elector debe ser la obsesión de la campaña. Su perfil, su conducta, sus gustos, sus obsesiones, sus opiniones, sus problemas.

La campaña debe ser a medida del elector, no del candidato ni del publicista ni del consultor.

La mente es el campo de batalla. Sobre ella hay que operar. Comunicación persuasiva no es lo mismo que comunicación bonita. Es una campaña que convence, que da en el blanco, que provoca la reacción adecuada. No busca el placer estético, sino la eficacia para provocar el voto.

En BÖRTE nos especializamos es utilizar eficazmente las encuestas y los focus group, y tener la inteligencia de un grupo de expertos en comprender los anhelos, los deseos, los problemas, las angustias, las necesidades de los electores. Y nuestros mensajes no son bonitos, son eficaces.

 

Sobre Preguntas y Respuestas

En el libro “El Candidato, Manual de relaciones con los medios (para políticos y periodistas)” de Julio César Herrero y Amalio Rodríguez Cantú, cundo tocan el tema de la entrevista a un candidato, afirman que en las entrevistas, lo realmente importante y decisivo no son las preguntas, sino las respuestas, y un resumen de sus consejos en estos casos son:

1-. El Candidato no debe preocuparse por las preguntas, sino por sus respuestas.

2-. Ante un bombardeo de preguntas, el Candidato debe centrarse en las que le interesan.

3-. “No sé” es una respuesta perfectamente válida.

4-. Mentir es el peor de los recursos: el pasado siempre vuelve.

5-. Una rueda de prensa es una ceremonia informática. Valore si es necesaria.

6-. Convocar con tiempo asegura una mayor respuesta por parte de los medios.

7-. La mejor hora para una rueda de prensa es entre las 10:00 y las 11:30 horas.

8-. Ser amable y amable con los medios le granjea simpatía.

 

A %d blogueros les gusta esto: