Una buena del PAN

Hay que mencionar las cosas buenas. Este fin de semana me topé con la grata noticia que los Panistas de Guadalupe le pusieron un estáte quieto a Jesús María Elizondo, ex alcalde de esa ciudad, y para vergüenza de todos, también ex alcalde de la capital del Estado de Nuevo León.

Con las últimas derrotas -perdió hace tres años contra Cristina Díaz cuando pretendió regresar a la alcaldía de Guadalupe – que ha sufrido Elizondo, queda claro que su supuesta “popularidad” era un mito. Sus triunfos en Guadalupe y en Monterrey se debieron a otras circunstancias, que tenían más que ver con el hartazgo que mostraban los ciudadanos hacia el PRI, que a sus dotes como político o líder social, que nunca lo fue.

Lo bueno es que ahora fueron los propios Panistas de Guadalupe, los que con su voto, confirmaron que el mejor lugar donde puede estar Chema, es administrando la fortuna que hizo durante los seis años que fue Alcalde. Una buena noticia para los azules.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: