A horas de partir…

La verdad estoy un poco tenso por el viaje. Faltan todavía 6 horas y sin embargo no se me ocurre hacer más cosas que checar mi buzón, terminar de leer el libro sobre el Güero Téllez y regresar para escribir esta nueva entrada, más con la intención de ver como funciona el Blog que por otra cosa. Además, me sirve para aflojar un poco la tensión. Y es que siempre he odiado viajar. No me gusta dejar mi casa, como soy medio neurótico o neurótico y medio, me molesta cambiar de ambiente, de horarios, de comidas. En fin, el caso es que el curso es fundamental para mí futuro y solo por eso voy para el Defectuoso, porque por ahora, ni siquiera podré ver a Estefanía, mi hija mayor, a quien adoro, pero que por diversas razones, en estos días estamos un poco distanciados, sin muchas ganas de vernos, hasta calmarnos más. Sin embargo aprovecho para poner una de las fotos más nuevas que tengo de ella para que la conozcan quién se tropíeze con este blog.

Anuncios

Navegación de entradas

A %d blogueros les gusta esto: