Etiqueta: Juan Camilo Mouriño

El Genio de Nati….

Vaya, vaya. Con el retraso de la publicación de la convocatoria para elegir candidato a Gobernador por el Partido Revolucionario Institucional, Nati se ha convertido en el fiel de la balanza para seleccionar a los priistas que representaran a ese instituto político en las elecciones para diputados federales.

Se vino el tiempo encima, y la tradición de que el candidato al Gobierno palomeaba o vetaba las recomendaciones del Gobernador y de su Partido parece que no se está dando en estos momentos, porque, ¿ Con quién se está negociando: con Abel, Rodrigo, Marcela, Eloy, Juan Francisco, Cristina o simplemente es entre Nati y Beatriz Paredes?

Menuda bronca para el siguiente Gobernador si el PRI conserva el puesto. Va a tener unos legisladores federales que no le deben la designación.  Veamos si lo apoyan. Claro, todavía falta que el Lunes 26 se registren, que sean candidatos, que ganen las elecciones y que se conviertan en legisladores. Ya allá, en el Congreso, veremos cuáles intereses representan.

Anoche soñé …….

No sé si fue una pesadilla, pero soñé que me caía un avión encima. Lo que pasó en el avión del Secretario de Gobernación fue peor que el más malo de mis sueños. Cincuenta segundos de terror son demasiados. Lo siento por la familia, que tiene que sufrir los resultados de la investigación, y además, cargar con los rumores…

Un ejercicio inédito…..

Lo que sucedió hoy en el lugar donde cayó el avión que transportaba a los funcionarios de la Secretaría de Gobernación es, definitivamente, un ejercicio inédito en la historia de este País. El show que montó el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez no tuvo madre. La verdad, Téllez ha tenido una actuación más que sobresaliente desde los primeros minutos del accidente, cuando junto con Marcelo Ebrhad, se convirtió en el vocero oficial del Gobierno Federal.

No sé si su ejercicio de transparencia vaya a obtener los resultados apetecidos. Si uno recorre los blogs se dará cuenta que el “sospechosismo” a los que somos tan afectos los mexicanos, es inmune a las pruebas más contundentes. Si creemos que al avión de Mouriño lo derribó un Z, armado con un misil tierra-aire , parapetrado bajo el puesto de periódicos que está frente a donde se desplomó el jet y que que solo sufrió pequeños daños, eso es lo que vamos a creer de aquí, hasta que nos entierren.

Ahora bien, si me preguntan que pienso, les digo, pero como nadie me pregunta, me contesto: Muy buen trabajo de Téllez, creo que está buscando conocer y dar a conocer que fué lo que sucedió, y por eso, independientemente de lo mediatico que está resultando el camino que eligió para informar, se le debe de reconocer.

A mí me dejo con la boca abierta y el café enfriándose. Ahí estaba en plena mañana, tratando de desayunar,  pero sin poder quitar la vista de la TV observando a Téllez recorriendo la zona, y entrevistando a sus expertos para que nos explicaran la naturaleza de su trabajo. En vivo y a todo color.

Y además, ofreció una conferencia de prensa, donde con aplomo, sorteó las preguntas de los reporteros de la fuente, y si bien no ofreció conclusiones definitivas, si dejó claro varias cosas, entre las que recuerdo que el avión no explotó en el aire, que las turbinas estaban trabajando bien, que no hubo llamadas de auxilio, que las comunicaciones entre la torre de control y los aviones que precedían y antecedían al del Secretario de Gobierno ya se les había entregado a la prensa un día antes, y que el avión cayó de lado.

En fin, vamos a ver en que terminan las investigaciones. Lo que me llama la atención es que nadie ha desmentido aún al reportaje de Reporte Indigo directamente.

Nunca fui “sospechosista” , pero…..

Siempre supe que Aburto, un desquiciado, mató a Luis Donaldo Colosio. Creo que Raúl Salinas de Gortari habrá hecho ene mil negocios turbios, pero no por eso creo que mandó matar a su cuñado. También sé, que dentro de las reglas del juego, Felipe Calderón ganó la elección del 2006. 

Y me voy al pasado: en el 68 no murieron miles de estudiantes. Ni el ejercito los masacró. Y en el 71, no me imagino a Echeverría en plena comida, ordenando quemar a cadáveres que nadie reclamó, en frente de testigos.

No soy pendejo. Más o menos le entiendo a los medios de comunicación, y a todos los intereses que hay en juego, y por que se publican y persisten las sospechas de siempre.

Vender papel y tiempo aire, fomentar nuestra cultura del “sospechosismo”, tener de que hablar y que grillar, cobrarse afrentas del pasado, joder a quien se pueda y a quien se deje. Los intereses son enormes. Nadie que no haya estado dentro del Gobierno, en altos puestos, se puede imaginar hasta que punto se está dispuesto a difamar, calumniar, fragar, por poder, dinero o simplemente por llevarse entre las patas a quien le caiga mal.

¿ A quién creer sobre las supuestas causas que terminaron en tragedias como la muerte de  Juan Camilo Mouriño, Santiago Vasconcelos y sus acompañantes?

Vean en http://www.reporteindigo.com/online, una entrevista a un Piloto – oficial o como se le diga – que estaba en el avión de Magnicharter que seguía al de Juan Camilo. Vean, lean o escuchen con cuidado sus argumentos, que concluyen en una teoría cabrona: al avión de Juan Camilo Mouriño, lo tiraron.

Su teoría,- hay guey-, está creíble y por lo tanto, me tendría que sumar a los “sospesochistas”, pero, ¿ será cierta?

Lo triste es que los mexicanos de de ahí, no nos vamos a mover: Lo de Colosio fue un crimen de Estado, Raúl Salinas mandó matar a su cuñado, hubo miles de muertos el 2 de octubre, Echeverría mandó quemar cadáveres que nadie reclamó, a AMLO le robaron las elecciones, pero no no se pudo robar a los ahora diputados y senadores de su partido, la mafia mató a John F. Kennedy, la llegada a luna se filmó en un set, y estamos seguros que  los marcianos llegaron ya, y además, bailando cha cha cha, ¿usted cree?

A %d blogueros les gusta esto: